Os copio el texto de presentación de estas jornadas en las que participé con un taller sobre juguetes sexuales en el CSOA Sin Nombre:
“Somos un grupo de personas distintas unidas por el feminismo o por los feminismos; por la construcción de entornos donde cualquier género sea igual de valioso. Nos une también la certeza de que el sistema social en el que vivimos está diseñado para utilizar a las personas y no para hacerlas libres y felices; para mantener el estatus de unos pocos a base de someter al resto del planeta. Este sistema no nos representa y no queremos perpetuarlo. Confiamos en la horizontalidad como estructura y en el apoyo mutuo como forma de funcionamiento. Confiamos en la anarquía como medio para generar sociedades libres y felices, aunque no todas llamemos a la anarquía con el mismo nombre.
Como queremos ser personas libres y felices realizamos estas jornadas y os invitamos a participar en ellas. Ya que todas en nuestra vida cotidiana nos encontramos con limitaciones que se derivan d del genero que le asignan a nuestro sexo y necesitamos vencer estas limitaciones para sentirnos plenas.Para compartir los procesos personales y colectivos que nos acercan a la libertad y el empoderamiento. Para aprender, para tejer redes de apoyo y estrategias que nos ayuden.
Para actuar, para transformarnos, para expresarnos y para GOZAR. Estamos VIVAS para GOZAR.
Creemos necesario crear estos espacios porque a través de nuestra experiencia descubrimos que estas limitaciones afectan a todas las personas de forma distinta pero a muchas mujeres nos afectan de forma parecida. Porque necesitamos compartir lo que sentimos y lo que pensamos con otras personas, aprender de ellas y crear estrategias que nos hagan libres de forma colectiva.
Porque sentimos que nuestro cuerpo no es completamente nuestro y que ser mujer ahora nos sitúa en lado vulnerable de la sociedad. Porque esto nos genera rabia y no queremos tragarnos la rabia. Queremos utilizar esta energía a nuestro favor, queremos convertirla en acción para que nos transforme de forma individual, y hacerlo junto a otras personas para que nos transforme de forma colectiva. Porque creemos que cada persona debe descubrir su fuerza y su valor y que una persona que se siente poderosa jamás estará sometida. Tomar las riendas de nuestra vida implica un trabajo personal grande, y compartir ese trabajo con otras, crea redes de apoyo que convierten el empoderamiento individual en empoderamiento colectivo.
Porque el sistema utiliza nuestros cuerpos como mano de obra barata para la industria reproductiva, para la industria sexual y para el resto de sistemas de producción.
Porque en lo cotidiano se desprecia lo vulnerable y se invisibiliza la importancia de los cuidados, la gestión doméstica y todo lo que hace posible la vida pero no cotiza en bolsa.
Porque lo femenino es un bien común, que pertenece a todas las personas, y no la parte defectuosa de los hombres o la parte explotable de las mujeres.”
Salud.
Anarcofeminista